sábado, 31 de agosto de 2013

DON ENRIQUE BERMUDEZ: EL GRAN CRONISTA DE FUTBOL SOCCER

DON ENRIQUE BERMÚDEZ: EL GRAN CRONISTA DE FUTBOL SOCCER

Óscar Robles

         El mexicano Don Enrique Bermúdez de la empresa Televisa es el mejor cronista de futbol soccer de la televisión mexicana abierta en los últimos veinte años (1993-2013). Es un buen compañero de trabajo, tiene una natural bonhomía  y habla con acierto y sentido positivo de los jugadores y de los entrenadores.
He aquí las principales cualidades profesionales de este gran cronista que ha marcado un estilo personal de narrar juegos, un estilo tan difícil de igualar:
1. Su narrativa del juego se apega al estricto y clásico papel de un cronista deportivo de verdad, ya que orienta y enriquece a los espectadores del juego (nuevos y viejos), usando regularmente las siguientes tipos de informaciones: Los nombres precisos de jugadores; la posición en la cancha (defensa, medio, delantero, etc.); la nacionalidad del futbolista; el nombre del pueblo o ciudad donde nació un determinado jugador; su apodo; detalles pintorescos de los futbolistas;  valiosa información estadística (v. gr. número de goles de un delantero o campeonatos individuales o colectivos que ha ganado); y antecedentes de un futbolista (v.gr. equipos en los que ha jugado).
2. Utiliza impresionantes, sustanciales y memorables expresiones emotivas para comentar el papel de los jugadores o diversas jugadas, durante la narración de cada partido, sin perder la estricta crónica. Entre estas expresiones, se cuentan las siguientes: “¡Tiritito!” [Esta exclamación es utilizada cuando se presenta una gran oportunidad de gol frente a la portería y el jugador le pega al balón muy suave y no crea peligro alguno]. “¡Sanbombazo!” [El creador de esta expresión se refiere a un tiro con gran golpeo y velocidad que hace un jugador, ya sea que entre a la portería o que sólo sea un tiro muy peligroso]. “¡Al rinconcito, papá!” [Se refiere a la trayectoria del balón dentro de los límites de la portería, generalmente cuando un jugador hace un gol].
3. Posee una poderosa voz muy eufónica.
         Con estas tres cualidades de gran cronista, don Enrique Bermúdez ha escrito toda una historia de partidos, de torneos y de campeonatos narrados desde finales del siglo XX hasta principios del siglo XXI. Asimismo, estas grandes cualidades han atraído a numerosos espectadores y amantes del popular futbol, “El Juego del Hombre”, como acuñó el brillante Ángel Fernández hace algunas décadas. Como Bermúdez, Fernández es otra de las glorias de la crónica deportiva en México  y su trabajo fue excelente durante las últimas décadas del siglo XX.
         Con el paso del tiempo, don Enrique Bermúdez se ha convertido en uno de los grandes cronistas deportivos de la televisión mexicana abierta, al lado de Jorge Soni Alarcón, El Mago Septién, don Fernando Marcos, José Ramón Fernández, el mismo Ángel Fernández y otros más.
         Con el excelente ejemplo de Bermúdez, es bueno reflexionar sobre los cambios de la crónica deportiva en México en medio siglo, con el firme propósito de mejorar la crónica de futbol soccer mexicano durante el siglo XXI. Hay cronistas que confunden a veces el uso y el abuso de la pura emoción y del humor con la verdadera crónica. Ante todo, la crónica deportiva es narración de hechos y de acciones.  
¿Cómo debe ser una auténtica crónica deportiva y de futbol soccer? He aquí algunos rasgos posibles:
1) La crónica primero que nada debe “narrar” en el sentido estricto de la palabra y, para ello, debe utilizar frecuentemente nombres precisos de jugadores y de posiciones, estadísticas y antecedentes concretos y exactos. De esta manera, la crónica cumple una necesaria función informativa y una función cultural para formar verdaderos y expertos fanáticos de futbol, precisamente durante la Era Informática y durante el apogeo de Internet.
2) La crónica debe ser creativa y, a veces, emotiva. Para estos propósitos, el cronista puede inventar expresiones pintorescas, novedosas, humorísticas y artísticas, pero sin desplazar la estricta narración de las jugadas y la información contextual sobre el juego, sobre los equipos y sobre los jugadores.
         El punto clave de la crónica deportiva en la actualidad es saber qué buscan la mayoría de los espectadores de futbol soccer de la televisión mexicana abierta. 1) Saber quien es el jugador que tiene el balón y qué jugada hace en determinado momento (“El toquecito”, “La bicicleta”, “El sombrerito”, “Tiro de chanfle”, etc.). 2) Aprender nueva información y estadísticas sobre jugadores, equipos y torneos. 3) Escuchar más expresiones emotivas. 4) Revisar visualmente cómo un equipo se forma o se “para” en la cancha y cómo se mueven los jugadores en determinados momentos del juego, basándose en la precisa y correcta información de los cronistas.  
         Cada espectador tiene sus propios cronistas favoritos, los estilos de narrar futbol soccer son variados y cada época de la televisión mexicana es diferente. Sin embargo, hace falta profesionalizar más a los cronistas de futbol y, en general, a los cronistas deportivos. Para entender este aspecto, basta observar las excelentes crónicas del dominicano Ernesto Jerez y del venezolano Fernando Álvarez en los juegos de beisbol de las Ligas Mayores, los cuales son transmitidos por ESPN cada semana durante la temporada regular. Las crónicas de Jerez y de Álvarez son verdaderas “cátedras de beisbol” en las que abundan las narraciones, las estadísticas, los antecedentes históricos, las proyecciones en el futuro de cada jugador o equipo, las noticias de la semana, los grandes comentarios del día de los expertos de beisbol en inglés y en español, entre otros aspectos destacados.
         Ojalá que las crónicas de futbol soccer en México se nutran más de los citados elementos informativos y culturales para formar como expertos a los espectadores de la televisión. Ante todo, el futbol es diversión y es cultura. Dentro de este contexto actual del siglo XXI, don Enrique Bermúdez es un maestro de la crónica de futbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada